Carnes: buscarían equilibrar el abastecimiento interno con intervención del Gobierno

Los precios de la carne vacuna en el mostrador no tienen techo y continúa aumentando, para muchos, de manera ilógica. Desde el Rosgan aseguran que la intervención en el mercado es posible aunque aún no haya sido confirmada por el Gobierno.

carnes
Si bien el Gobierno descartó una intervención, el aumento de precios en el mostrador hace ruido en la Casa Rosada. (Imagen: Análisis)

En los últimos días trascendieron versiones acerca de una posible intervención del Gobierno nacional en el mercado de la carne, ante el temor que dispara un posible desabastecimiento y la consecuente escalada de precios. Lo cierto es que desde el Gobierno nada de ello ha sido confirmado.

Claramente el mercado de carnes, como el resto de los mercados de productos básicos, se encuentra en busca de un equilibrio.

Las medidas de aislamiento social obligatorio irrumpieron como un factor inesperado o, al menos, antes de lo previsto por la mayoría de los argentinos.

Esto provocó un shock de demanda, ante la necesidad de la gente de salir a llenar sus heladeras y abastecerse para el período de cuarentena.

En este sentido, según el informe del Mercado Ganadero de Rosario, a diferencia de otros momentos en los que el mercado fue sujeto de intervenciones, no estamos ante un problema de oferta sino de demanda. Ante un aluvión de compras por parte de los consumidores, los precios reaccionan.

La demanda no crece genuinamente

Aun así, tampoco se trata de un crecimiento genuino de la demanda. Lo que se compró de más en los últimos días, será menor demanda para los próximos.

Recordemos que el poder adquisitivo del asalariado sigue siendo bajo, a lo que se suma la retracción que está sufriendo el consumo de carne que se vende en restaurantes.

Por el lado de la oferta, la realidad es que el suministro de hacienda gorda no se ha visto limitado a causa de las medidas adoptadas.

Sí hemos tenido un mes de marzo con ciertas disrupciones en el flujo de oferta, primero a causa del paro agropecuario y luego debido a varios días de lluvias que limitaron las cargas.

carnes
En la exportación muchos compradores detuvieron sus cargas mientras otros están pretendiendo renegociar contratos bajo condiciones muy desfavorables.

Fue así como los precios de la hacienda en Liniers, han registrado una fuerte suba durante la semana del cese de comercialización que llevó a incrementos generales del orden el 15%.

Sin embargo, rápidamente el mercado volvió a ajustar, y tras retomar el nivel de oferta habitual, los valores de la siguiente semana mostraron un retroceso promedio de más de un 10%.

Los frigoríficos

Por su parte, la industria frigorífica se encuentra trabajando prácticamente con normalidad, aunque evaluando la situación semana a semana.

De todos modos, una disrupción transitoria de la actividad de faena tampoco debería generar un impacto inmediato en el nivel de oferta, siempre que el gobierno logre mantener asegurada la cadena de suministro a las distintas bocas de expendio.

“Consideremos que el nivel de faena que viene registrando la Argentina sigue siendo elevado. Pese a la caída de las exportaciones, la faena se mantuvo relativamente constante”, aseguran desde el Rosgan.

carnes
Los precios de la hacienda en Liniers, registraron fuertes subas en las últimas semanas.

Esta situación, sumado a la nula reacción que actualmente podemos esperar por parte del mercado interno, lejos de requerir intervenciones de mercado para regular posibles incrementos de precios, no hace otra cosa que consolidar una tendencia a la baja en el corto plazo.

Bajo este escenario, durante las próximas semanas, la atención del mercado volverá a aferrarse de las señales que puedan comenzar a arribar desde China.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí