Campaña agrícola 2019-20: resultados en el sur de Santa Fe y norte bonaerense

La campaña agrícola 2019-20 fue positiva para la zona, mientras que la fina 2020-21 evoluciona favorablemente a la espera de lluvias.

cosecha gruesa 2021
Mientras se pudo trabajar con normalidad antes de éstas últimas lluvias de abril, el avance de la cosecha gruesa 2021 fue muy importante en los cultivos de soja y maíz de primera en toda el área central.

El ingeniero agrónomo y asesor privado Germán Michetti, en diálogo con El ABC Rural se refirió a los resultados de la campaña agrícola 2019-20, y la evolución de la presente campaña fina, en el sur de Santa Fe y norte bonaerense.

Los resultados en soja y maíz en general fueron muy buenos, a excepción de algunas zonas, al igual que el desarrollo de los trigos de ciclo intermedios a largos.

“Actualmente (mediados de junio) se están cosechando los últimos lotes de maíz tardío y de segunda, más allá que algunos presentan un alto porcentaje de humedad en grano, y a pesar del estrés hídrico que sufrieron en marzo, los rendimientos son buenos, de entre 8.000 y 12.000 kilos por hectárea”, expresó Michetti.

“Los maíces de primera en general también anduvieron muy bien, a excepción de algunas zonas donde afectó mucho el retraso de las lluvias de diciembre”, consideró.

En soja, rendimientos muy dispares

En cuanto al cultivo de soja de la campaña agrícola 2019-20, el asesor dijo que la cosecha culminó con rendimientos muy dispares, dependiendo de las zonas.

“Hubo alto rendimiento de entre 4.500 y más de 5.000 kilos por hectárea, como por ejemplo en lotes de Paraje La Vanguardia, Urquiza, Manuel Ocampo y Mariano H. Alfonzo, donde hubo más lluvias y se registran napas altas”, graficó.

“Pero hubo zonas como las de El Socorro, General Gelly y J.B. Molina, donde al estrés hídrico de diciembre se le sumó el de marzo, donde los rindes solo alcanzan entre 1.700 y 1.800 kilos por hectárea, mientras que en sojas de segunda disminuyó a 500 ó 600 kilos por hectárea”, apuntó.

El trigo evoluciona bien al aguardo de lluvias

Sobre la implantación del cultivo trigo, el entrevistado destacó que comenzó muy bien para las variedades de ciclo largo, sembradas entre el 15 y 16 de mayo con muy buena humedad, logrando un buen desarrollo

“Pero como hasta mediados de junio no hubo más precipitaciones en la zona, ya se está pensando en la implantación de las variedades de ciclo corto”, indicó.

“Mientras tanto se terminan de sembrar las variedades de ciclo largo a la espera de algunas lluvias, que podrían presentarse durante la segunda quincena de junio”, agregó.

campaña agrícola 2019-20
Hasta mediados de junio no hubo más precipitaciones en la zona, y ya se está pensando en la implantación de las variedades de ciclo corto.

Incertidumbre para el maíz 2020-21

Por último, respecto a la próxima campaña de maíz, Michetti señaló que “a la intención y área de siembra solo la tienen definida los productores grandes que manejan una estricta rotación de cultivos con gramíneas”.

Sin embargo, manifestó que “los productores más chicos estaban esperando hasta julio para definir el área de siembra de maíz, que seguramente disminuirá en la zona, porque bajó el precio Futuro del cereal y porque hay incertidumbre en los precios de los insumos, además de la amenaza por falta de humedad”.

Luciano Venini - EL ABC RURAL
Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL