Campaña 2020/21, pronostican un trimestre con escasas precipitaciones

Desde el INTA estiman la probabilidad de registrar lluvias por debajo de lo normal en gran parte del territorio nacional y temperaturas dentro de los valores medios. A su vez, los modelos indican que se podría desarrollar un evento Niña o neutral para la campaña 2020/21.

campaña 2020/21
De acuerdo al último informe semanal del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, no se esperan eventos significativos de lluvias para el centro y norte del país en los próximos 10 días.

Como cada mes, los científicos nacionales e internacionales analizan las previsiones de los modelos climáticos en relación a las perspectivas climáticas, esta vez con el foco puesto en la campaña 2020/21.

Se trata de información clave para los productores a fin de alcanzar una mayor eficiencia en la toma de decisiones. En este contexto, y a partir de la información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el INTA presentó la tendencia climática para el trimestre.

De acuerdo con Roberto De Ruyver –director del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar–, “los diferentes modelos analizados indican mayores chances de un déficit de lluvias en gran parte del territorio del país en el trimestre agosto-octubre”.

Por su parte, el pronóstico trimestral de consenso del Foro Interinstitucional que se reúne en el SMN indicó “un trimestre con probabilidad de lluvias por debajo de lo normal sobre las regiones Pampeana, sur de Cuyo y centro y norte de Patagonia”.

Disparidad

Las chances de un trimestre con lluvias en el rango normal son mayores en las provincias del NEA y este del NOA.

“Los diferentes modelos analizados indican mayores chances de un déficit de lluvias en gran parte del territorio del país en el trimestre agosto-octubre”.

Para el resto del territorio nacional se prevé una equidad entre las tres categorías (lluvias normales, inferiores o superiores a las normales), lo que lleva a categorizar esas zonas dentro de lo denominado por los especialistas como “climatología”.

“Para el trimestre, debemos exceptuar al oeste del NOA que transita, aún, su estación seca”, detalló De Ruyver, respecto a la campaña 2020/21.

En cuanto a las temperaturas, el especialista explicó que “el trimestre marcaría una mayor probabilidad de temperaturas medias trimestrales por encima de lo normal en el norte del país, este de Buenos Aires y este y sur de Patagonia”.

Sin embargo, no se descarta la ocurrencia de irrupciones de aire frío que provoquen períodos anómalamente fríos que conduzcan a descensos marcados de la temperatura.

Con respecto a las estimaciones para la campaña 2020/21, De Ruyver señaló que “existe evidencia científica que refleja un fenómeno climático en plena fase neutral, que continuará hasta la primavera, sin aún poder ser determinantes sobre la posibilidad de una fase fría o La Niña para el verano”.

Fase neutra ó Niña hacia primavera

De acuerdo con el investigador, “continúan registrándose temperaturas de la superficie del mar cercanas a las normales en el Océano Pacífico Ecuatorial (-0.8°C) acordes a los valores típicos de la fase Neutral del fenómeno ENSO”. En ese sentido, prevé que esta fase continúe en lo que queda del invierno austral.

“Es clave hacer un detallado seguimiento de los pronósticos de corto plazo y de la humedad en el perfil del suelo para las decisiones de siembra y de manejo de los cultivos”

Por otra parte, especificó que “las chances hacia la primavera están en valores muy similares de ocurrencia de una fase neutra o una fase fría (La Niña)”. Desde el Instituto recomiendan continuar con el seguimiento de este fenómeno, ya que la mayoría de los modelos coinciden en predecir una fase neutral del ENSO hasta septiembre.

En cuanto a la disponibilidad de agua, Pablo Mercuri –director del Centro de Investigaciones de Recursos Naturales del INTA Castelar– aseguró que la campaña presenta una situación muy diferente comparada con la anterior. Allí hubo muy buena disponibilidad de agua al inicio. “Hoy, solo en el este del país y sobre el Litoral atlántico se registra buen almacenaje de agua”, detalló.

Frente a un contexto de incertidumbre, Mercuri ponderó la necesidad de “priorizar los criterios agronómicos y tecnologías que permitan optimizar el uso de agua en cada sistema de producción a fin de poder conservarla para la siembra de los cultivos de gruesa”.

Por su parte agregó: “Es clave hacer un detallado seguimiento de los pronósticos de corto plazo y de la humedad en el perfil del suelo para las decisiones de siembra y de manejo de los cultivos”, sostuvo.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí