Campaña 20/21: óptima calidad de soja en cosechas tempranas y tardías

A pesar de la sequía que afectó a varias regiones productoras de soja del país en la temporada pasada, la calidad de la oleaginosa evidenció parámetros normales, según datos del propio INTA,

calidad de soja
El contenido de proteína promedio fue de 36,2 %, similar a la cosecha anterior. El promedio de proteína en soja de 1ª fue de 36,1 % y en soja de 2ª fue de 36,2 %.

La campaña de soja 2020/21 se presentó con una superficie implantada de 17,0 milllones de hectáreas (Mha) y una producción de 47,0 millones de toneladas (Mt) según datos proporcionados por el Ministerio de Agricultura.

Según datos recabados por el INTA Marcos Juárez, la temporada pasada se caracterizó por la buena calidad comercial, sin presentar daños considerables en las muestras recolectadas en acopios.

La norma de comercialización vigente para soja establece como base de recibo y tolerancia un 5,0 % de granos dañados. “En esta campaña el porcentaje fue bajo, aspecto destacado del material muestreado”, aseguran en el INTA.

Sólo una muestra superó el valor de tolerancia y recibo con 6,2 %. El resto de las muestras estuvieron por debajo del 5,0 %. La soja de 1ª arrojó un valor promedio de 1,2 % y el de la soja de 2ª fue de 1,3 %, dando un promedio general para el rubro de 1,3 %.

Calidad industrial

Para conocer la calidad industrial se determinó el porcentaje de proteína y aceite, luego se calculó el Profat que surge de la suma de ambos parámetros.

Se observa una marcada caída en la tendencia para la proteína aunque con un leve incremento que se registra en las últimas dos campañas respecto de las campañas 2017/18 y 2018/19. Esto puede deberse en parte a la disminución de la producción.

A pesar de ello los valores siguen siendo bajos, motivo de preocupación para la industria y sus demandas. Para el contenido de aceite hay una tendencia creciente que se refleja con una pendiente suave.

Contenido de proteína 1ª y 2ª siembra

En cuanto al contenido de proteína, que es uno de los parámetros más requeridos por la industria, la soja de 1ª arrojó un valor promedio de 36,1 % sobre sustancia seca y para la de 2ª de 36,2 %. Es decir que no se observaron diferencia entre ellas como suele ocurrir en otros años.

El promedio general fue de 36,2 %, muy próximo a la campaña anterior que fue de 36,1 %. El 23,9 % de las muestras de 1ª superaron el valor de 37,0 % de proteína y el 20,5 % de las muestras lo hicieron para soja de 2ª.

En el gráfico 3 se observa la diferencia entre soja de 1ª y 2ª siembra desde la campaña 2001/02 a la actual donde, en promedio y considerando 20 años de análisis, se obtuvo una diferencia de 1,3 % de proteína a favor de soja de 2ª.

Si bien se continúa con valores bajos de proteína respecto a las demandas industriales es importante profundizar el estudio en la valoración de la calidad de la soja argentina teniendo en cuenta, principalmente, la composición aminoacídica, solubilidad de la proteína en diversos productos, entre otros parámetros.

El ABC Rural