Caen las condiciones del trigo por heladas y falta de agua

Ahora los lotes regulares llegan a un 15% del total nacional. El trigo comenzó a encañar con temperaturas bajo cero. Las lluvias hasta ahora pasaron de largo. Una cuarta parte de la región ya está en sequía.

Se ven afectadas las condiciones del trigo por heladas y falta de agua. Hacia el centro y sur de la región agrícola las escasas lluvias retrasan el desarrollo del cereal, impide su crecimiento y limita la posibilidad de realizar refertilizaciones.

Hoy lunes 9 de septiembre amaneció lluvioso en una amplia región de la zona núcleo, condición que en algunos casos se extendería a mañana martes 10. La porción este de la región GEA podría recibir los acumulados más significativos, aunque serían escasos.

Esto podría atenuar en parte la caída de las condiciones del trigo por heladas y falta de agua en la actual ccampaña.

“Se complica la primera quincena de septiembre con menos lluvias”, comentó el doctor José Luis Aiello. “El retraso en la transición estacional podría limitar la recomposición pluvial”, advirtió.

Heladas y falta de lluvias complican al trigo en algunas zonas

“Septiembre arrancó torcido, sin lluvias y con una seguidilla de heladas que pueden dejar su marca en los trigos. La del martes 3 (de septiembre) fue la más brava, en Canals se registró 6,1°C bajo cero. Al sur del centro de Buenos Aires, las temperaturas casi tocaron los 8°C bajo cero, cómo en Coronel Suárez.

Otra vez se combina con la falta de agua, por lo que podría dejar daños importantes en los lotes más adelantados”. Así lo indica el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Tanto ese informe, como el producido por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, revelan datos indicativos de una caída en la condición de los cultivos de trigo en la última semana. El trigo comenzó a encañar con termómetros que quedaron sumergidos bajo cero. Las lluvias pasan de largo y una cuarta parte de la región ya está en sequía.

La Bolsa porteña indica que sobre el norte del país se empiezan a registrar cuadros iniciando etapas de llenado de granos con limitada oferta hídrica y que, en paralelo, hacia el centro y sur de la región agrícola la falta de lluvias retrasa el desarrollo del cereal, impide su crecimiento y limita la posibilidad de realizar refertilizaciones.

Desmejoran los cultivos

Coincidiendo con ese diagnóstico, el informe GEA indica que “aparecieron los lotes regulares, que equivalen a un 15% de la región”. Los que estaban entre excelentes y muy buenos descendieron 10 puntos, (ahora 55% del área), y los buenos descendieron un 5%, pasando al 30%. Aparte, las bajas temperaturas del invierno mantienen bajas las tasas de crecimiento del cultivo.

“El cultivo se ve desmejorado, con las hojas quemadas y sin vigor, solo los lotes que se fertilizaron a la siembra se notan diferentes y son los que en general están muy buenos”, dice el informe rosarino.

En la región NOA, los cuadros más adelantados ya transitan etapas entre espigazón y principios de llenado, mientras que en el centro del área agrícola el cultivo aún no supera encañazón y se observan cuadros pálidos debida a la falta de nitrógeno.

¿En qué estado fenológico aparecen estas heladas? 

El mismo informe indica que lo bueno es que los cultivos están más atrasados que en otros años, pero de todas formas, las heladas se dieron justo con el 30% comenzando a encañar. “Pero habrá que esperar para saber en qué termina esto, ya que todavía no puede evaluarse el nivel de daño”, señala el informe GEA.

Es que en la primera semana de septiembre se impuso una intensa circulación de origen polar desde el sur argentino. El mayor impacto se vio sobre el sur de la región pampeana, moderándose hacia el noreste del país atenuado por vientos del este.

Por su parte, los cuadros de los núcleos trigueros del sur bonaerense apenas comienzan a encañar y, en términos generales, se ven afectados tanto por la falta de lluvias como por las bajas temperaturas.

Sigue el alerta por las enfermedades en trigo

Es que la falta de vigor en los cuadros ha aumentado considerablemente la susceptibilidad al ataque de enfermedades, registrándose un incremento en la aparición de focos de roya amarilla, roya anaranjada y mancha amarilla.

En el sur de Santa Fe, ya se han tratado casi todos los lotes. Hay casos puntuales en que ya se está pensando en hacer la segunda aplicación y aún no han encañado. “A partir de ahora, hay que estar muy atentos a lo que puede pasar cuando suba la temperatura”alertan los técnicos.

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí