Macri inauguró el primer tramo de 9 kms. de la autopista 8

Mauricio Macri inauguró el 1º de febrero en Exaltación de la Cruz el primer tramo de la autopista de la ruta nacional 8, una obra que miran atentos en la Rosada por su impacto productivo y que quieren dejar terminada en 2019, cuando el Presidente concluya su mandato.

La obra completa tiene un costo previsto de 12.600 millones y plantea convertir el tramo Pilar-Pergamino de la ruta 8 en autopista. Es una parte importante del ambicioso plan de infraestructura del Gobierno, que contempla la intervención sobre unos 20 mil kilómetros de autopistas y caminos en todo el territorio nacional.

Fuentes del Ministerio de Transporte detallaron que quedó inaugurada la autopista hasta Parada Robles a la altura del kilómetro 77 -unos 9 kilómetros- y en un mes la dejarán lista hasta Solís, en el kilómetro 98.

Retomar las obras abandonadas por el kirchnerismo en esta ruta, fue una promesa importante de la campaña de Macri para sumar votos en la zona y en los sectores agrícolas, que venían reclamando que se la retome. De hecho, en el acto Macri mostró un cartel de la campaña en el que plasmaban su compromiso de retomar las obras.

Completarían los trabajos en septiembre de 2019

Según estiman en la Rosada, podrán completar los trabajos en septiembre de 2019 -al filo del término de la presidencia de Macri- y en ese momento inaugurar la autopista hasta Pergamino. Una vez finalizada, pasará de ser doble mano a tener dos calzadas con dos carriles por sentido cada una.

“Les prometo, así como les prometí que íbamos a cumplir esta fecha, que antes de fines de 2019 vamos a tener terminados los ocho tramos de la Ruta 8”, aseguró Macri durante el acto.

Clave para el sector agropecuario

Desde el Ministerio que conduce Guillermo Dietrich, estiman que la autopista será clave para afrontar el aumento de la producción agrícola que prevén para los próximos años. “Tiene un fuerte impacto productivo, son 260 kilómetros nuevos de autopista, lo que genera que bajen mucho los costos logísticos”, explicaron a este medio.

En ese sentido, el gobierno destaca que ya con este tramo habilitado -de 9 kilómetros- se podrán reducir los costos del transporte de cargas y pasajeros, al contar con dos carriles por sentido de circulación, separados por un cantero.

Las fuentes del Gobierno explicaron que por esta ruta se traslada buena parte de la cosecha gruesa entre los meses de febrero y junio, como también por las rutas 7 y 9.

Incluso, algunos especialistas advierten que si la ruta 8 no se convierte rápidamente en autopista será imposible para la Argentina afrontar el aumento de la producción agrícola previsto para los próximos años.

La transformación de la ruta 8 en autopista comprende cruces a distinto nivel, distribuidores y variantes en las localidades para evitar la circulación de camiones por los centros urbanos y mejorará la conectividad entre las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis, lo que potenciará el comercio regional, básicamente agrícolo-ganadero. (La política on line).

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí