Brasil aprueba la tecnología HB4 para trigo

Es tolerante a sequía y permite su producción ante situaciones de estrés hídrico; la empresa impulsa un modelo propio con productores.

hb4

Este viernes, Bioceres recibió la aprobación regulatoria por parte de la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil, de su trigo HB4, cultivo que cuenta con una tecnología de tolerancia a sequía única a nivel mundial.

El trigo HB4 es un desarrollo 100% argentino, producto de la colaboración público-privada de más de 18 años entre Bioceres y el grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (Conicet-UNL), liderado por la doctora Raquel Chan, responsable de la investigación que da lugar al desarrollo.

La ciencia argentina sigue produciendo impacto. Lo que pasó hoy es un hito más en ese camino. #CienciaArgentinaAlMundo

Las variedades de trigo HB4 tienen incorporado un gen del girasol que incrementa la tolerancia a condiciones de sequía, reduciendo las pérdidas de rendimiento frente al déficit hídrico.

La aprobación en Brasil confirma lo que las autoridades argentinas habían dictaminado: el trigo HB4 es seguro para el medio ambiente y para la salud humana y animal. Bioceres presentó toda la evidencia solicitada, fue evaluada y obtuvo la aprobación.

¿Cómo sigue el proceso?

Independientemente de la aprobación por parte de Brasil, Bioceres seguirá gestionando la producción de semillas y grano de trigo HB4 bajo el programa de identidad preservada que se utilizó en las últimas dos campañas para garantizar la trazabilidad de nuestra producción.  Es importante destacar que tanto la semilla como el grano producido son 100% propiedad de Bioceres.

Esto va en línea con la adhesión de Bioceres a los cinco requisitos definidos antes de la liberación comercial del trigo HB4:

1) Cumplimentar los requerimientos de la resolución que nos otorga la aprobación (por ejemplo, la aprobación en Brasil para la resolución argentina).

2) Obtener aprobación en destinos clave de exportación que representen más del 5% del total de las exportaciones en promedio de los últimos seis años.

3) Disponibilidad de un método de detección de costo accesible con una sensibilidad del +1%.

4) Existencia de un sistema de captura de valor y de un canal de identidad preservada.

5) Establecimiento de un sistema de extensión y educación

La empresa desarrolladora continuará implementado los protocolos de Stewardship y bioseguridad, auditando los procesos de siembra, cosecha, almacenamiento, y transporte.

La compañía viene trabajando desde hace más de 10 años con cultivos regulados, y mantuvo siempre altísimos estándares de seguridad y sin ninguna experiencia negativa, ni en trigo ni en soja ni en otros cultivos.

Ahora seguirá trabajando en el aspecto regulatorio. La empresa ha iniciado los procesos de desregulación en Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, Colombia, Indonesia, Sudáfrica y Australia. (Fuente: Bioceres)

El ABC Rural