Bolsa de Cereales de Entre Ríos: 40 años bien cumplidos

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos celebrará sus cuatro décadas de existencia el próximo 22 de noviembre. Es la segunda más antigua del país después de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

bolsa de cereales de entre rios

Con la idea de impulsar para el campo una herramienta útil y capaz de alcanzar nuevas fronteras para la agricultura, un grupo de hombres de la comunidad entrerriana fundaron el 16 de noviembre de 1979 la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, la segunda más antigua del país.

Transcurridos 40 años, sus actuales directivos repasan los logros, se fijan objetivos y se preocupan por el futuro. La celebración tendrá lugar el próximo 22 de noviembre.

Hitos históricos

“Pasaron 40 años, parece ayer. Los fundadores fueron visionarios en ese momento, pensaron en una entidad para el desarrollo agrícola y que permita extender las fronteras productivas, lo cual se logró”, señaló el presidente de la entidad entrerriana, ingeniero Néstor Luciani.

Luciani Bolsa Entre Rios
Néstor Luciani, presidente de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

“Nuestra Bolsa tuvo un papel clave en la expansión agrícola de la Provincia” señaló, tras repasar algunos hitos históricos de los últimos años, como es la creación del Sistema de información agrícola (Siber) y la instalación de la Red de Centrales Meteorológicas Automáticas.

Para Luciani, “los lineamientos fundacionales se cumplieron”. Dijo que el accionar se abrió hacia toda la sociedad y que, seguramente, se profundizarán en el futuro porque a la Bolsa le interesa el crecimiento de la producción agropecuaria de la provincia como también y, sobre todo, el factor humano.

“Trabajamos en aquellas áreas en las que podemos ser más eficientes; promoviendo una agricultura sustentable, investigando y ayudando a las comunidades rurales a crecer, desarrollar y mejorar capacidades” sostuvo.

Los orígenes

El 16 de noviembre de 1979, en el salón de convenciones del Mayorazgo Hotel de Paraná, se congregaron los pioneros. La inspiración de aquellos visionarios que trazaron el modelo de trabajo se concretó de la mano de 104 voluntades que, movidos por la misma inquietud, la dieron vida a la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

Bolsa Cereales Entre Ríos inauguración
Durante el acto inaugural de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, habla quien fuera designado primer presidente de la entidad, Guillermo Gaviola. (Foto: Bolsa Cereales Entre Ríos).

Aquellos representantes de casi todos los departamentos entrerrianos constituyeron un hito, el punto de partida de un esfuerzo madurado por largo tiempo. Se fundaba así la segunda Bolsa de Cereales que conocía el país: la primera es la centenaria institución de Buenos Aires.

El propio Luis Perrièr, en sus primeras citas institucionales, describía: “Aquel día, el 16 de noviembre de 1979, fue de calor húmedo. Cuando clausuraba sus sesiones la asamblea fundacional de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos una bienhechora y refrescante lluvia comenzó a caer sobre la capital entrerriana. Era como si sobre la semilla recién plantada cayera el agua a manera de bautismo, premonitora de su feliz crecimiento”.

Guillermo Gaviola: “La facultad humana de crear”

Por entonces y en el discurso inaugural, el flamante presidente la nueva entidad, Dr. Guillermo Gaviola señaló: “Hemos usado una facultad propiamente humana, que es la de crear. Es específicamente humana la personalidad: ese mundo que cada uno somos produce estas instancias de originalidad: la creación de algo nuevo.

“Una institución que sirva de instrumento eficaz para organizarnos. Dentro de nuestras empresas hay una cantidad de energía que se pierde. Es comparando la gran energía que producen, que llevan estas aguas del río Paraná que se pierden y no se aprovechan”.

Además, remarcó que la propia Bolsa tiene la misión de “encauzar esa actividad y fuerza de sus socios, producir el fenómeno de la integración, de la cooperación y participación inteligente propia del hombre”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí