Recorrida por la planta de semillas de maíz más grande del mundo

En su compromiso con la innovación, producción sustentable y seguridad alimentaria, Bayer permitió observar en detalle la tecnología de su monumental Planta María Eugenia, en la localidad bonaerense de Rojas.

bayer
Este año Bayer batió el récord de embolse con 570 mil bolsas por mes, representando 700 mil ha sembradas de maíz, en su planta María Eugenia, de Rojas.

Con foco en innovación, digitalización y sustentabilidad, Bayer tiene como objetivo contribuir a la producción de más y mejores alimentos para nuestro país y el mundo, brindando al productor argentino y a la cadena agropecuaria, herramientas y tecnologías que creen valor y promuevan la producción sustentable.

En esa línea de trabajo, Bayer invitó a realizar una recorrida por María Eugenia, la planta de procesamiento de semillas de maíz más grande del mundo, ubicada a pocos metros de la localidad de Rojas, en el norte bonaerense.

Durante la visita, se pudieron observar las características e inversiones en tecnologías realizadas en esta monumental estructura, como fiel reflejo del compromiso que tiene la compañía con la innovación, para potenciar la producción sustentable en el agro argentino como proveedor de alimentos.

Más de la mitad de las semillas de maíz que se siembra en el Cono Sur sale de esta planta en Rojas.

Hacia los 4 millones anuales de bolsas de semillas 

¿Por qué María Eugenia es la planta de procesamiento de semillas de maíz más grande del mundo?. Estos son los números:

  • Cuenta con 23 hectáreas con desarrollo de innovación constante y tecnología de punta aplicada en todos sus procesos operativos, acompañando a la transformación de la agricultura.
  • Actualmente, tiene una capacidad de producción anual de 3.6 millones de bolsas de maíz de 80.000 semillas, y se espera que la incorporación de las últimas herramientas de gestión digital la amplíe a 4 millones en los próximos meses.
  • Comparativamente, Estados Unidos y Brasil tienen plantas de unas 3.000.000 de bolsas, siendo la estadounidense Farmer City la segunda más grande mundo.
  • Este año se batió el récord de embolse con 570 mil bolsas por mes, representando 700 mil hectáreas sembradas de maíz.

Bayer

Bayer
María Eugenia cuenta con 23 hectáreas con desarrollo de innovación constante y tecnología de punta aplicada en todos sus procesos operativos, acompañando a la transformación de la agricultura.

Más de la mitad de las semillas sembradas en el Cono Sur

Más de la mitad de las semillas de maíz que se siembran en el Cono Sur salen de esta planta, producidas con Buenas Prácticas y riego eficiente con energía solar.

En 15 sitios se concentra la producción a campo de las semillas de maíz que procesa, 66 híbridos de las marcas Dekalb y La Tijereta y licencias, realizando la operación 2.500 personas y 1.000 más como servicios contratados, haciéndose mucho hincapié en la igualdad de género.

La planta recibe espigas de enero a marzo, a través de unos 120 camiones diarios, realizándose los procesos de deschalado, secado y desgrane, clasificación, terminación, tratamiento y embolse.

En la torre comercial o de clasificación, un edificio de siete pisos, es donde se realiza el embolse, desde que llega el camión con maíz en espiga hasta que se produce cada bolsa.

A través de la tecnología se logran recoger datos que permiten controlar la calidad de cada bolsa que sale de la planta, lográndose aumentar cuatro bolsas de producción por hectárea.

El aprovechamiento de semillas hoy es del 93%, el descarte se destina a la venta como grano.

ll

xx
En la torre comercial o de clasificación, un edificio de siete pisos, es donde se realiza el embolse, desde que llega el camión con maíz en espiga hasta que se produce cada bolsa.

Plan estratégico de inversiones por 150 millones de dólares

Las mejoras en la planta de semillas de maíz más grande del mundo están incluidas en el plan estratégico de inversiones de Bayer por 150 millones de dólares, anunciado oportunamente por la empresa, ratificando su compromiso de más de un siglo en el país con la salud, nutrición y agricultura.

“Al periodo de más máquinas secadoras, le siguió otro donde vino más gente, innovación y digitalización”, destacó Juan Farinati, presidente y líder de la división CropSciencie para Bayer Cono Sur.

“Apuntamos a potenciar el abastecimiento del mercado interno, sustituir importaciones y aumentar las exportaciones para beneficio de la balanza comercial del país”, sostuvo.

En ese sentido, Farinati, consideró que “la agricultura argentina es un claro vector de crecimiento y desarrollo de nuestro país”.

pp

gg
En Rojas se pudo observar como se realiza todo el proceso de secado dentro de la planta, que cuenta con la última tecnología a nivel mundial que permite el seguimiento de la logística de carga en tiempo real.

Transformación digital: Centros de Inteligencia

Las inversiones puestas en transformación digital en la planta María Eugenia, explican gran parte del aumento de eficiencias para ampliar la capacidad de procesamiento de semillas de maíz de los últimos años.

“Estamos comprometidos con el desarrollo de procesos cada vez más innovadores para poder alcanzar los objetivos de la compañía, no sólo potenciando la capacidad productiva hacia una mejora continua, sino también contribuyendo a que Argentina sea protagonista con una agricultura más sustentable, que permita satisfacer la creciente demanda de alimentos”, sostuvo Farinati.

En ese sentido, María Eugenia cuenta con tres Centros de Inteligencia (CIO), el más reciente inaugurado en 2021, y desde los cuales se monitorean todos los procesos de producción de planta y campo en tiempo real, elevando la eficiencia en la gestión de los recursos y precisión en la toma de decisiones.

Por su parte Matías Marcantonio, líder de producción de semillas Cono Sur mencionó que “los CIOs son una muestra clara de los beneficios de la agricultura digital, ya que a través de tecnología de vanguardia y big data, se realiza el seguimiento de todas las etapas, procesando y combinando en forma eficiente los indicadores para lograr el máximo potencial, cuidando a la vez los recursos naturales”.

Bayer

Bayer
Robots de laboratorio de genética que pasa el ADN de las semillas a placas para determinar su pureza varietal, pureza de evento deseado y ausencia de eventos no deseados.

Laboratorio Central para toda la región

Otro ejemplo de la tecnología y equipamiento de avanzada es el Laboratorio Central que opera para toda la región y en el que se realizan, anualmente, entre 60.000 y 80.000 testeos genéticos y fisiológicos a distintas muestras de semillas de maíz.

A través del manejo de herramientas digitales, se miden los tiempos por testeo para garantizar la disponibilidad necesaria de los productos comerciales con los más altos estándares de calidad.

Bayer
Laboratorio de calidad de semillas, mesa de análisis de PG, el cual tiene implicancia legal para poder comercializarse la semilla.
Bayer
Compartimiento en una de las seis cámaras para ensayo de PG.

ff

Proyectos con significativo impacto ambiental

En la planta de María Eugenia se llevan adelante proyectos que tienen un impacto significativo en el ambiente, como diversas iniciativas de energías renovables en la planta y los campos para optimizar la eficiencia energética, y sistemas de riego sustentables monitoreados desde la planta para reducir el uso del agua.

Además, se puso en marcha el programa PROCarbono en los campos de producción de semillas para reducir la huella de carbono de sus actividades, contribuyendo a los objetivos de la compañía al 2030 de ser carbono neutro en sus operaciones y de reducir un 30% las emisiones de GEI en la producción de cultivos.

Bayer es la primera empresa semillera en contar con el 100% de las labores de su producción de semillas certificadas bajo el marco de la norma IRAM 14.130 de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), que actualmente también alcanza a clientes y los productores que trabajan en la cadena de valor.

“La certificación de BPA es el camino concreto para garantizar la sustentabilidad en la actividad agrícola y es la muestra sobre cómo en Bayer realizamos nuestras operaciones de forma segura, estandarizada y responsable, cuidando nuestro único planeta y a todos sus habitantes”, mencionó Marcantonio.

nn

ff
Bayer es la primera empresa semillera con el 100% de las labores de producción de semillas certificadas bajo la norma IRAM 14.130 de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Certificaciones en biodiversidad y construcción

Por otro lado, la Planta de María Eugenia ya cuenta con certificaciones de clase mundial. Entre ellas, la Wildlife Habitat Council (WHC), único estándar voluntario de sustentabilidad que reconoce actividades de educación sobre conservación y mejoramiento de la biodiversidad.

También la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) que otorga la U.S. Green Building Council & Green Business Certification Inc., por la sustentabilidad en cuanto al diseño, los métodos constructivos y operativos del nuevo edificio verde sustentable temporario recientemente inaugurado, destinado para el descanso del personal.

Para 2030 Bayer apuesta a un 42% de reducción de la huella de carbono de todas sus plantas, y con 100% de generación de energía renovable.

uu
Sustentabilidad en diseño, métodos constructivos y operativos de los edificios.

pp

“Sabemos que la construcción genera un gran impacto ambiental y, por eso, a la hora de planificar este nuevo espacio, se trabajó en minimizarlo, aplicando tecnologías innovadoras como sistemas de energía solar, recupero de agua de lluvia, climatización inteligente, gases refrigerantes no contaminantes, materiales de baja emisión de CO2 y gestión de residuos”, destacó Marcantonio.

El ABC Rural

 

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL