Barbecho bien hecho: desafío para combatir nuevos biotipos resistentes

Un barbecho bien hecho comienza con la planificación en el inicio de la campaña. Desde Agrofina, los investigadores recomiendan afianzar esa planificación para que el resultado en el control de malezas sea exitoso.

barbecho bien hecho
Para que el éxito se abrace al barbecho es importante comenzar con una planificación estratégica en el lote

Actualmente la producción de granos se encuentra ante la necesidad de combatir más de 40 biotipos resistentes de malezas diseminados en toda la región agrícola. Pero además, es preciso hacerlo respetando el valor de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Para ello, las empresas invierten en investigación y desarrollo, con la finalidad de aportar soluciones químicas que contribuyan a la sustentabilidad del sistema y al éxito en los barbechos.

“Se observan apariciones continuas de nuevas malezas resistentes año tras año”, confiesa el ingeniero agrónomo Lisandro Guerrieri, gerente de Desarrollo & Servicio Técnico en Agrofina. Se trata del problema que más preocupa a los productores a la hora de plantear una nueva campaña agrícola.

Tan importante es el problema de malezas en la Argentina, que es el segmento con mayor facturación de Agrofina. “Nuestra compañía desarrolla insecticidas, fungicidas, fitorreguladores y coadyuvantes, pero lo que más se comercializa en los últimos tiempos son los herbicidas”, explicó el entrevistado a El ABC Rural.

Un barbecho bien hecho

Para que el éxito se abrace al barbecho es importante comenzar con una planificación estratégica en el lote. “Es fundamental conocer el lote y las malezas que se encuentren en él y en la zona de influencia”, explica Guerrieri.

En ese sentido, ejemplificó que no es lo mismo la complicación presente en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, que la sufrida en el norte de Córdoba. “No es lo mismo la resistencia en una zona que en otra. Esto puede observarse en los mapas de malezas de la REM”, dijo.

En relación a los barbechos, el especialista de Agrofina, sostuvo que se deben comenzar lo más temprano posible. “Ni bien terminamos con la cosecha, es fundamental comenzar a pensar en el barbecho largo. Además para los productores que van a implantar un cultivo de fina, deben conocer cuáles son las herramientas que van a manejar previo a la siembra o pre emergencia de los cereales de invierno”, indicó.

Soluciones para cada necesidad 

Según sea la intención del productor, el manejo a implementar irá variando para que el control de las diferentes malezas sea efectivo. Por ello, desde Agrofina, exponen una completa paleta de productos pensados para cada necesidad productiva.

barbecho bien hecho
Lisandro Guerrieri. gerente de Desarrollo & Servicio Técnico en Agrofina SA.

“Si pensamos en hacer un barbecho largo en soja, ofrecemos nuestro herbicida Top Ground. Se trata de una mezcla de imidazolinonas que se posiciona para el control de rye grass y rama negra en barbecho químico largo”, sostuvo.

No obstante, Top Ground, es un herbicida que controla un amplio espectro de malezas, con acción residual, para aplicaciones en pre-emergencias y post-emergencia temprana de las malezas.

Pensando en trigo

Con una siembra de cereales de invierno que volvería a ser importante en el país, Agrofina se prepara para contrarrestar el problema de malezas desde el inicio de la campaña. “En trigo estamos muy bien posicionados con Talis. Una alternativa residual selectivo pre y post-emergente temprano que controla un amplio espectro de malezas, especialmente las de hoja ancha”, mencionó Guerrieri.

Es un herbicida con gran comportamiento en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, donde controla el nabo resistente. “Es una región donde se utiliza mucho este producto y hay mucha conformidad por parte de los productores trigueros”, comentó.

Asimismo, dijo que otro producto importante para las regiones donde el problema central es el rye grass es Darren. “Es ideal para ser utilizado en pre siembra de trigo”, mencionó el asesor, y puntualizó que también es adoptado en mezcla con Talis para el control de rye grass y nabo resistente en trigo y cebada.

El ABC Rural