Atilra anunció un paro en reclamo de ajuste salarial para el sector

Luego de un plenario desarrollado a comienzos de esta semana, el gremio lechero reclamó la inmediata recomposición del poder adquisitivo de los salarios de sus trabajadores. “No implica otra cosa que permitir a las familias de los mismos poder sostener sus necesidades básicas satisfechas”, explicaron.

El paro determinado por el sindicato de los trabajadores de la leche será el próximo miércoles 26 de junio.

Durante la tarde de ayer, los delegados de las distintas seccionales de Altira (Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina), determinaron en dialogo con el Consejo Directivo Nacional de la entidad, proceder a una huelga de 24 horas para el próximo miércoles 26 de junio en reclamo de aumentos salariales.

“Resultaba imperioso que las cámaras empresarias hubiesen reconocido y pagado, sin más trámite, lo que debían abonarles a sus trabajadores. Las empresas vienen manteniendo actualizados los precios de los productos lácteos; sin embargo los compañeros y compañeras deben pagar con salarios del año 2018 los productos que ellos mismos fabrican, con precios actualizados”, anunciaron los trabajadores nucleados en el sindicato en el marco del plenario.

Por ese motivo, Atilra indicó que desde las 00.00 horas del miércoles 26 de junio, y hasta  finalizando a las 00.00 horas del jueves 27 de junio, realizará una protesta nacional, donde sus trabajadores no realizaran actividades en reclamo de su conflicto con los empresarios de la leche.

Un reclamo interminable

En un año el valor de venta al público de la leche aumentó más de un 100%, y según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, (Indec), entre los productos que más aumentaron entre abril y mayo, cuatro  se encuentran dentro del top ten de los que más subieron su precio.

Cabe aclarar que conjuntamente con la pérdida salarial, al igual medida se deterioraron los ingresos de aportes y contribuciones con destino a la salud de los trabajadores de la lechería y sus familias, poniendo en peligro la continuidad y calidad de las prestaciones médico-asistenciales.

Si bien desde las empresas insisten con la idea de que se estará en posición de generar las mejores condiciones de todo tipo para los trabajadores, los afiliados manifiestan que “sería importante desterrar la hipocresía y los eufemismos que se utilizan en este tipo de ocasiones para enmascarar la verdad”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí