Alerta por adelanto de la roya en trigo y cebada

Especialistas del INTA confirmaron la detección de roya en Entre Ríos, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires con mayor antelación que en campañas anteriores. Por ello recomendaron aumentar la frecuencia y estaciones de monitoreos.

La roya estriada es causada por un hongo, y puede provocar pérdidas variables en los rindes del cereal y afectar hasta el 60% de los cultivares susceptibles.

Considerada una de las enfermedades más importantes del cultivo de trigo a escala mundial, la roya estriada o amarilla (RA) puede afectar todos los estados fenológicos del cereal con gran impacto económico en el bolsillo de los productores.

Desde el INTA alertaron sobre la detección temprana para trigo y cebada en Entre Ríos, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires al menos un mes antes que en años anteriores.

En ese sentido, un grupo de especialistas en fitopatología del INTA Pergamino, en el norte bonaerense, en un informe sanitario confirmó “la detección temprana de roya amarilla o estriada 30 días antes que en la campaña 2018 y 20 días antes que en 2017 para el partido de Pergamino y Zavalla para variedad Algarrobo en un estadío macollaje Z23”.

Recomendaciones

En línea con este hallazgo, los especialistas recomiendan “aumentar la frecuencia y estaciones de monitoreo” porque, según aseguran “siempre hay más de lo que vemos”. Esto se da porque su crecimiento es semisistémico, es decir tiene la habilidad de crecer dentro de toda la hoja a partir de un punto de infección.

En Entre Ríos, la siembra de trigo alcanzaría las 400 mil hectáreas y, en su mayoría, se encuentran en macollaje, otros en emergencia o con cuatro a cinco hojas. En este contexto, los técnicos del INTA Paraná en su informe fitopatológico confirmaron la aparición temprana de royas.

La roya anaranjada o de la hoja se adelantó entre unos 40 y 60 días mientras que la roya amarilla o estriada unos cuatro días, con respecto a la campaña 2018”, indicó el documento en el que se recomienda “realizar monitoreos y conocer los estadios fenológicos y periodo crítico del trigo”. Por otra parte, subrayaron: “La decisión será correcta solo si se toma bajo monitoreo de cada lote individual”.