Programa ProHuerta: 30 años fomentando la producción agroecológica

Hace 30 años nacía en nuestro país el Programa Prohuerta. Una iniciativa pública que partió desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en conjunto con el INTA, con el fin de fomentar la producción agroecológica en familias en situación de vulnerabilidad económica y en pequeños productores.

ProHuerta
Este abordaje territorial e integral llega a las familias productoras a través de la promoción de la producción agroecológica, tanto para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la comercialización en ferias y mercados alternativos.

El programa ProHuerta promueve hace 30 años la producción agroecológica de alimentos para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la comercialización en ferias y mercados alternativos y el rescate de especies, saberes y costumbres populares.

El proyecto es una política pública, implementada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria (Res. MDS 2040/03), que actualmente forma parte del Plan Nacional Argentina Contra el Hambre (Res. MDS N° 8/2020) y el INTA.

En ese marco, la presidenta del INTA, Susana Mirassou, destacó el rol de las 3000 organizaciones comunitarias rurales que en todo el país integran este proyecto social.

El 67% de los participantes son mujeres al frente de estas organizaciones y se encuentran trabajando incansablemente para llevar la alimentación a sus familias, a las comunidades y a las escuelas”, pronunció la líder del INTA, en el marco del aniversario del ProHuerta.

“El programa contribuye a la seguridad alimentaria desde sus inicio y trabaja fuertemente con emprendimientos productivos familiares para venta de hortalizas, verduras, huevos, mimbre, miel, entre otras actividades”, explicó a El ABC Rural, la licenciada Ana Laura Rossi, asistente regional de ProHuerta del Centro Regional Buenos Aires Norte (CERBAN) del INTA.

ProHuerta
Durante este año, el Programa registró un 50% más de huertas inscriptas que la temporada anterior.

La entrevistada, sostuvo que esos ejes temáticos “fueron apareciendo luego del inicio del programa, el cual comenzó como un incentivo de capacitación y se expandió a la parte comercial”.

Un emblema de valores

Además de los objetivos de seguridad, soberanía alimentaria y acceso al agua, explicó que hace muchos añosel programa puso su enfoque en la promoción y acompañamiento de la producción y comercialización agroecológica a quinteros familiares, incluyéndolos en circuitos cortos de comercialización.

Fomenta, además, la vinculación directa entre productores y consumidores, vendiendo su producción en el marco del comercio justo, de la economía social y solidaria, mercados locales, regionales y ferias populares. En la pandemia se impulsó la venta de bolsones y muchos productores se han sumado a esto.

“Estoy participando del programa desde el año 1998, donde comencé como promotora en la Municipalidad de Pergamino. Después concursé para trabajar como técnica de territorio en San Antonio de Areco, ya perteneciendo al INTA”, sostuvo Rossi, recordando su vinculación al ProHuerta.

Programa ProHuerta
La licenciada Ana Laura Rossi reconoció la importancia del ProHuerta en la seguridad alimentarias. Imagen del año pasado en una de las entregas de semillas a los promotores.

En relación a los sentimientos encontrados al momento de su ingreso, la trabajadora social, destacó que es un proyecto que “mira la potencialidad de las familias” en torno a la producción.

“Esta situación provoca que las familias vean con otras perspectivas el contexto de vida y se integran a una expectativa nueva, con la posibilidad de desarrollar un emprendimiento donde todos sus componentes muestran su potencialidad individual”, reconoció.

La importancia del INTA

Si bien el ProHuerta es un claro programa social, que no solo reúne lo productivo sino también lo comunitario, la pata del INTA es fundamental.

“La institución aporta asistencia técnica a los productores y a las familias que desarrollan emprendimientos productivos. Estos asesoramientos son coordinado desde mi gestión en toda la región que comprende desde el Delta hasta Pergamino”, manifestó.

En relación a otra línea de acción llevada a cabo por la institución en el marco del ProHuerta, Rossi explicó el alcance de los “proyectos especiales”. “Es una herramienta del Programa para la asistencia y fortalecimiento de emprendimientos productivos.

“Por medio de ella se le brinda equipamiento a los productores o asociaciones de productores, que garantiza el funcionamiento óptimo del emprendimiento”, comentó.

A modo de ejemplo, enumeró la compra de sembradoras, motocultivadores, molinillos para molienda de harinas, herramientas de mano, lavadoras de batatas, entre otros equipos que se entregan de manera gratuita por el tiempo que dure el emprendimiento.

“Un año muy particular”

Con la pandemia se puso énfasis en educación alimentaria, ambiental y en el abastecimiento local de alimentos. Sobre el contexto actual y su impacto en el programa, Rossi expresó que la pandemia planteó un desafío pero también una oportunidad.

“El distanciamiento social hizo que sea muy particular la campaña de entrega y distribución de semillas. Sin embargo, gracias al rol clave e incansable de los promotores y las instituciones, pudimos hacerlo y el programa registró un 50% más de huertas que la temporada anterior en nuestra zona”, expresó con satisfacción la entrevistada.

Programa ProHuerta
Promotores de ProHuerta Pergamino. Imagen de temporada 2019.

Si bien el trabajo se volvió más exigente, se hizo énfasis en mantener el acompañamiento en los sectores que se venía trabajando con huertas y atender con capacitaciones virtuales las nuevas demandas. “Las redes sociales y los grupos de whatsapp fueron fundamentales en esta época para afianzar nuestro trabajo”, destacó.

Además, se está preparando un ciclo de encuentros virtuales de capacitación técnica a partir de finales de agosto, que será de manera semanal los días martes a las 18 horas.

Desde que comenzó la pandemia, los espacios virtuales ofrecieron la oportunidad de mostrar, de difundir, la gran cantidad de experiencias exitosas que se vienen desarrollando en distintos puntos del país. Principalmente en producciones agroecológicas de distintas escalas y productos.

En relación a los proyectos que se avecinan, Rossi informó que están trabajando estrategias para mejorar la logística de distribución empleada a principio de año.

“Vamos a trabajar con las instituciones para llegar a más familias mediante la distribución de semillas y también con el reparto de pollos de campo y aves ponedoras, que es otra apuesta fuerte que tiene el programa”, concluyó.

2 COMENTARIOS